Un Ángel Aparece A Zacarías Y A María

Lucas 1

Un día un ángel de Dios apareció a un sacerdote llamado Zacarías. Le dijo que su esposa iba a tener un hijo y que lo llamaría Juan. Y le dijo que este hijo iba a preparar al pueblo para la venida del Señor. Él hará que muchos del pueblo de Israel regresen al Señor. Pero Zacarías no lo pudo creer porque él y su esposa ya eran muy ancianos. Sin embargo, su esposa quedó encinta.

Seis meses después, el ángel apareció otra vez. Esta vez apareció a una virgen llamada María. María estaba comprometida a casarse con un hombre llamado José. El ángel le dijo a María, “Te saludo, favorecida de Dios. ¡Pues Dios está contigo!”

Al escuchar esto María se sorprendió y se preguntó que significaba este saludo. El ángel le dijo, “No tengas miedo, María, porque Dios esta contigo. Tú quedarás encinta y darás a luz un hijo, y le llamarás Jesús.”

Pero María le preguntó al ángel, “¿Cómo puede ser eso? Soy virgen.”

Y el ángel le contestó, “El Espíritu Santo, vendrá sobre ti, y el poder de Dios te cubrirá con su sombra. Por eso el niño será llamado el Hijo de Dios. También tu parienta Elizabet va a tener un hijo en su vejez. Porque para Dios, nada es imposible.”

Entonces, María dijo, “Soy la sierva de Dios. Que él haga conmigo lo que ha dicho.”

Entonces María se fue a la casa de Elizabet, y adoró a Dios con alabanzas diciendo, “Todas las generaciones me llamarán bendecida.”