LA MUJER ADÚLTERA

La Mujer Adúltera (Juan 8:1-11)

La Salvación viene por la fe no por obras

 

 

Al día siguiente, muy temprano, Jesús regresó al templo.  Mucha gente se acercó, y él se sentó y comenzó a enseñarles.  Entonces los líderes religiosos le trajeron a una mujer sorprendida en adulterio. Pusieron a la mujer en medio de toda la gente.

Los líderes dijeron a Jesús:-Maestro, esta mujer ha sido sorprendida en el acto mismo de adulterio.

En la ley, Moisés nos mandó apedrear a esta clase de mujeres.  ¿Y tú qué dices?

Ellos decían esto para ponerle una trampa para poder acusarlo.  Pero Jesús se inclinó y empezó a escribir en el suelo con el dedo.

Pero los líderes no dejaban de preguntarle.  Por fin, Jesús se levantó y les dijo:-Aquel de ustedes que nunca ha pecado, tire la primera piedra.  Y volvió a inclinarse y siguió escribiendo en el suelo.

Al oír esto, uno tras otro empezaron a irse, comenzando por los más viejos, hasta que Jesús se quedó solo con la mujer.

Entonces Jesús se levantó y le preguntó:-¿Mujer, donde están los que te acusaban?  ¿Ninguno te ha condenado?  Ella le respondió:-Ninguno, Señor.  Y Jesús le dijo:-Tampoco yo te condeno.  Ahora, vete y no vuelvas a pecar.