Jesús Te Invita

Juan 14:6, Hechos 4:12

Todos nosotros somos pecadores, al igual que Adán y Eva, Caín y Abel.

En las historias de Noé y de Sodoma y Gomorra, Dios aborrece el pecado. Dios castiga a los pecadores.

En las historias de Adán y Eva, Caín, Noé, Moisés y Jesús, Dios tiene misericordia de los que él ama.

Hace muchísimos años Dios prometió a Abraham que bendeciría a todas las familias del mundo por medio de uno de sus descendientes. Estos descendientes de Abraham llegaron a ser el pueblo de Dios.

Dios sabía que todas las personas iban a pecar y que no le iban a dar Gloria.

Dios mandó a un Salvador para rescatar a todas las personas en el mundo de sus pecados.

Jesús es el Salvador.

Muchos años antes del nacimiento de Jesús, los profetas anunciaron que él venía y que daría su vida por muchos.

Jesús vino. Jesús tenía poder sobre la naturaleza. Tenía poder sobre el mal. Tenía poder sobre la muerte. Jesús amaba a las personas. Tenía poder sobre la enfermedad. Estaba lleno de poder y de amor.

Muchas personas tenían miedo de Jesús. Estaban contentos en su religión y en sus tradiciones. Les gustaba el poder que su religión les daba sobre otras personas. Tenían miedo de nuevas ideas.

Acosaron a Jesús. Lo arrestaron. Lo mataron. Jesús sabía que esto iba a ocurrir. Él había advertido a sus seguidores que iba a pasar. También había dicho a sus seguidores que tenía poder sobre su propia muerte.

Jesús comprobó su palabra cuando resucitó después de tres días.

Jesús está vivo. Es el comienzo y el fin. Él dijo, “Yo soy el camino, la verdad y la vida. Solamente por mí se puede llegar al Padre.” Jesús es el único Salvador. Sólo Jesús puede salvar a los hombres y a las mujeres del castigo por sus pecados. La Biblia dice, “En ningún otro hay salvación, porque en todo el mundo Dios no nos ha dado otra persona por la cual podamos ser salvos.”

Ahora debe usted dejar de servir a Satanás para servir a Dios. Ahora tiene que admitir que usted no puede salvarse a sí mismo; que usted no puede limpiar su corazón. Ahora debe aceptar al Señor Jesús como su Salvador. Hoy es el día de la salvación.

La Biblia dice que Cristo Jesús volverá al mundo y que juzgará a todas las personas de todas las naciones. Los que se han vuelto de sus pecados y han aceptado a Jesús como su Salvador serán llenos de alegría. Estarán contentos de recibirle y por siempre vivirán con Jesús.

Los que no aceptan su amor tendrán miedo a su venida. No habrá donde podrán escapar. ¿Quién se salvará de este juicio? ¡NADIE! Todos los que viven todavía en sus pecados, que desobedecen a Dios y que rehúsan adorarle serán echados al infierno, un castigo eterno que ha sido preparado para Satanás y sus seguidores. No habrá escape.

Amigo mío, Dios te ama. Mandó a su Hijo para salvarte. Dios quiere que tengas comunión con él en el cielo que está preparando para los que aceptan a su Hijo Jesús como Salvador. Dios ofrece perdonar tus pecados y darte una vida nueva si aceptas a Cristo Jesús. ¿Estás dispuesto a pedirle a Dios que te perdone y te convierta en Su hijo o hija? Vuélvete de todos tus pecados y busque a Jesús. ¡Él te oirá y te salvará hoy!